martes, 27 de diciembre de 2016

Una educación rica en...

Desde hace más de una semana, he estado participando en diferentes debates en Twitter de profesionales concienciados e involucrados en educación. En general, estos debates eran sobre la innovaciones en el sistema educativo. Salieron aportaciones muy variadas, entre las que destaco: una educación inclusiva, más implicación de toda la comunidad educativa, educación en emociones, menos deberes y más aprendizaje en experiencias. Y otra aportación fue la de reconocer la figura del Educador y Educadora Social en los centros educativos. Siguiendo con ésta última, considero que, en la actualidad, se está convirtiendo en un nuevo "hito ocupacional", el incorporar al Eduso o Edusa como profesional del centro educativo. 


"Educar en convivencia es educar en valores". Todos los centros educativos (enseñanza infantil, enseñanza obligatoria, centros de personas adultas...) tienen algo en común: son lugares de convivencia.
Para los niños y las niñas se convierte en el primer lugar dónde se relacionan con sus iguales, y aprenden a crear esos lazos y amistades. Es un lugar dónde se les empiezan a educar en habilidades necesarias para las relaciones interpersonales tanto en sus relaciones presentes como futuras. Estas habilidades están relacionadas con: aprender a respetar el turno, escuchar a la otra persona, respetar su opinión.
La asertividad considero que es la mejor competencia que se le puede enseñar a un niño o niña. La asertividad consiste en que se le educa para que exprese sus opiniones, sentimientos, ideas... desde el respeto hacia la otra persona. Es la clave para prevenir conflictos. Contribuimos a que la diversidad se aprecie como un aporte positivo al enriquecimiento de la educación y favorecer, por ende, la inclusión escolar. Y por ello, en un futuro, mejorar la inclusión social. Profesionales capacitados con las habilidades y competencias adecuadas para prevenir situaciones de conflicto escolar y, de forma transversal, educar a niños en un ambiente de empatía, reconocimiento de emociones, empoderamiento y capacidad de decisión.
Un ejemplo de ello son estas tres Experiencias de educadores sociales en centros educativos que suelo mostrar siempre que justifico sus funciones en ésta ámbito de actuación.

Es necesario que todos los agentes educativos estén concienciados y formados en convivencia. Yo destacaría más lo de concienciados ya que por mucha formación que tenga, si no estas concienciado antes este tema, la prevención dará mucho que desear. Si no estas concienciado, la detección no es eficaz ni lo suficientemente amplia como para prevenir que la situación vaya aumentando. Es por ello, que el reconocer la educación social dentro de los centros educativos contribuye a una mayor prevención en situaciones problemáticas diversas que suelen aparecer en ámbitos de convivencia, como lo es éste.
Para ir finalizando, considero que un buen equipo de orientación debe de estar compuesto por profesionales de pedagogía, de psicología, de logopedia y de la educación social. Es un sueño muy urgente que se tendría que tener en cuenta para aumentar las estrategias de prevención.
En resumen:
Una educación rica en... valores, educación social, empatía, respeto...

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Conociendo la Educación Social

La intención de hacer ésta primera publicación titulada: "¿qué es eso de la Educación Social?" surgió para contribuir a visibilizar la figura del profesional de la educación social (a partir de ahora, eduso y edusa). Aunque en la actualidad, de forma paulatina, se está reconociendo ésta figura profesional, sí que veo la necesidad de recordar cuáles son nuestras funciones y competencias dentro de las intervenciones con personas. Sin embargo, mi intención no es hablar de la Educación Social desde sus orígenes y conocer su trayectoria de evolución en  la sociedad, sino que es hablar de ella desde la perspectiva de qué aporta el eduso y la edusa a la construcción de ésta sociedad en continua evolución.

Sí que me gustaría resaltar que no somos "un apaga fuegos". No somos ese profesional que acudimos en casos extremos, y como última opción cuando las otras, que eran más prioritarias, han fallado. Deberíamos de ser ese “Plan A” para prevenir ante la aparición de una situación problemática y disminuir la probabilidad de que las consecuencias de ésta se vayan incrementando.

Considero que la persona que un día decidió estudiar y dedicarse profesionalmente a esto, es porque tiene vocación por apoyar a la persona y acompañarle a buscar su hueco en la sociedad. Es decir, su plena inclusión social. El Educador y la Educadora Social es quién contribuye a ese cambio social. A esa cambio de sociedad donde se les excluye a las personas. Dónde unas personas excluyen a otras. Y es aquí dónde la Edusa y el Eduso contribuyen a solucionar ésta injusticia social.

Ser profesional de la educación social requiere de unas competencias concretas para que nuestras intervenciones que enriquezcan y sean plenas. Esas competencias son:

-   Comunicativa
          Mediante ésta “herramienta” podemos conocer a la persona y acercarnos a ella para apoyarla en su proceso.
-   Relacionales
      La Edusa y Eduso están en continua relación interdisciplinar. Incluso, el saber cómo relacionarnos con personas de otras culturas, con las familias, con otras instituciones es fundamental para que sus intervenciones se enriquezcan.
-   Análisis del contexto social con el cual intervenimos y síntesis de éste.
-   Capacidad crítico-reflexiva
-    Gestionar y seleccionar el conocimiento y la información

En general, las aportaciones del Eduso y Edusa parten de analizar la realidad de forma crítica y reflexionando sobre ésta. Sobre todo pienso que consiste en intervenir con la persona que necesita apoyo para solucionar  los "X aspectos" o sus situaciones problemáticas que le dificultan su acceso completo a la sociedad. LA INCLUSIÓN DE LA PERSONA. 

Considero que la ideología de un Eduso y Edusa prima en pensar que una persona es el todo, donde nadie debe ni tiene que prevalecer ante nadie. Y debemos de apoyarnos y ayudarnos desde un punto de vista humanitario. Partiendo de que todas las personas debemos de tratarnos por igual sin discriminación alguna.
  
No hay mejor manera que aprender mediante el aprendizaje cooperativo. Por lo que os lanzo esta pregunta:

¿Qué piensas sobre la figura del Educador y Educadora Social? ¿Necesita más reconocimiento social? 

¿Cómo podrías contribuir a su visibilización?


Saludos. Y hasta la próxima.