martes, 31 de octubre de 2017

Educación para la salud desde la perspectiva de género y el empoderamiento de la mujer

Tras mi participación en el "I Seminario de Educación para la Salud y sus ámbitos" veo interesante el poder compartir la formación y los recursos que he conocido mediante este. Es por ello que voy a dedicar a este "compartir de formación" en varias publicaciones separadas por ámbitos. Os invito, también  a que compartáis con el resto de personas otro tipo de recursos, opiniones, perspectivas... comentando al final de este post. 

El Seminario comenzó con la ponencia "Educación para la salud desde la perspectiva de género y empoderamiento de la mujer" de María Teresa Gómez, trabajadora de la Fundación de Educación para la Salud (FUNDADEPS) de Madrid. 
Enfatizo de todo lo que nos pudo aportar, la importancia que le dio a la necesidad de implantar los protocolos sanitarios desde una perspectiva de género. Una de las críticas es que los protocolos son demasiados genéricos y no se entran en lo intrapersonal. Cada persona tiene unas características biológicas individuales que se deberían de tener en cuenta a la hora de diagnosticar y recibir un tratamiento. Esto se podría conseguir, o al menos cubrir un poco más, mediante la intervención desde un equipo multidisciplinar. Esto nos permite que un protocolo o cualquier actuación sea vista desde diferentes perspectivas complementarias entre ellas, proporcionando una visión más intrapersonal. 
El aspecto cultual determina la desigualdades en salud. Por ejemplo, las enfermedades de la mujer que más se difunden e investigan son las relacionadas con la reproducción y la gestación. Esto viene producido por la cultura patriarcal y los estereotipos de género. La consecuencia de estas desigualdades en el estudio de la salud es que se infradiagnostique en determinadas en enfermedades o patologías. Existen enfermedades en las que los síntomas, aunque se trate de la misma enfermedad, no produce la misma sintomatología en hombres que en mujeres. Un articulo que nos recomendó al respecto es el de "Morbilidad diferencial" por Carme Valls y colaboradores. En éste se nos muestra la diferencia de los factores de riesgo entre los hombres y las mujeres desde la salud. 
Otras de las necesidades que detectamos es de una buena prevención implica dedicarle tiempo, y concienciar y sensibilizar a los profesionales para que puedan llevar a cabo esa prevención. Esta prevención enfocada en la de-construcción de los estereotipos de género y el empoderamiento de la mujer. Sobretodo las chicas, por la presión de los estereotipos sociales de su cuerpo, su autoestima se desploma tras el paso por la pubertad.

Resultado de imagen de empoderamiento femenino

Continuamos hablando desde la perspectiva de género de la mano de la Asociación Columbares gracias a Ouafa Kuali con su ponencia "Promoción de la salud materno-infantil en mujeres inmigrantes". 
Nos trasladó la necesidad de hacer accesible la información en los centros de salud (atención primaria, Hospitales, atención especializada...) para que las mujeres inmigrantes puedan entender qué problema tiene de salud y lo que tiene que hacer. Nos comentó que le llegaron varios casos de mujeres que le informaban de que se tenían que someter a alguna prueba médica, o cirugía y, al no comprender la información no cumplían con los requisitos o llegaban tarde para poder hacerla. La falta de comunicación afecta a la salud de las mujeres sobretodo. Considero que esto se debe a que ellas, al permanecer más tiempo en casa o por su cultura a depender más del hombre, mantienen menos relación con el idioma castellano y se convierte en una consecuencia de no integración en la sociedad. 
Resultado de imagen de empoderamiento femeninoEs por ello que mediante la Asociación se realizan proyectos comunitarios de promoción, cómo este, desde el año 2011. Realizan un servicio de mediación entre la persona y el profesional de la salud para que la persona entienda todo lo que le pasa y se sienta partícipe de su propia salud. Es una forma de empoderar a la mujer para que ella tome las decisiones sobre su estado de salud. Este programa lo han renovado este año y ya abarca 4 hospitales de la Región de Murcia (Arrixaca, Los Arcos, Santa Lucía y Rafael Mendez). 
De forma trasversal, mediante este recurso se aprovecha para intervenir ante otras situaciones problemáticas que pasa la mujer y su familia y que tampoco saben cómo poder solucionarla. 
Otro recurso novedoso y muy útil que han desarrollado desde la asociación es la App "Mamis del mundo". Así les permiten a las mujeres tener un control en su propio idioma de las pruebas y los seguimientos de su salud. 
La cuestión es emplear recursos que nos ayuden a la prevención y a la autonomía de la mujer con respecto a su propia salud. 

domingo, 29 de octubre de 2017

En continuo aprendizaje

Las propias circunstancias o nuestra actitud hacen que busquemos nuevas formas de adaptarnos a esta sociedad en continua evolución.

Ahora no basta solo con la carrera profesional, que hemos elegido para dedicarnos a ello, sino que apostamos por participar en cursos, seminarios, congresos... otros ambientes de formación que nos permiten conocer otros puntos de intervención, comunicación. Otra perspectiva de funcional dentro de nuestro ámbito profesional. Al fin y al cabo, todo el proceso consiste en reciclar nuestra formación y adecuarnos lo mejor posible a las nuevas circunstancias sociales, a los nuevos cambios y a las nuevas necesidades sociales. 
Considero que es muy importante estar actualizado en formación con respecto a tu ámbito de trabajo. Yo defiendo que se exija cada determinado periodo de tiempo a acudir a ciertos cursos de formación para reciclar los conocimientos. Creo que si no existe un cierto control por parte de la administración pública o por la entidad privada esto no sería voluntario. A algunas personas nos sale solo, sin embargo a otras les cuesta más y se resisten. 

El trabajo, y más si es estable y permanente en el tiempo, nos proporciona cierta comodidad y estabilidad que hace que nos estanquemos y conformemos con lo que ya tenemos. El seguir descubriendo nuevas perspectivas, aumentar contactos y expectativas profesionales depende de la actitud del profesional para que éste siga en activo. 

Soy una Educadora Social que busca nuevas perspectiva para intervenir, nuevos puntos de vista y sentir que las personas eligen el camino de que esta sociedad sea más justa, más igualitaria, más respetuosa con la diversidad...




miércoles, 25 de octubre de 2017

Las infraestructuras nos limitan

Hace unos meses cambié de sala de estudio. Allí observé otro contexto distinto al que estaba acostumbrada desde hace ya años. Una diferencia que me ha suscitado reflexionar sobre las ubicaciones de los edificios, que según dónde se ubiquen, pueden favorecer o no a su fin. En este caso, los edificios mencionados son para construidos para favorecer al estudio (o no). 

La otra sala de estudio, dónde yo he estudio casi toda mi etapa estudiantil, comparte pared con un auditorio. En frente de estos, hay un jardín con árboles muy grandes en el que se ha convertido en un pequeño rincón del pueblo para ir a pasear con los perros. Y junto al jardín, se encuentra el edificio del Ayuntamiento. 
Por las mañanas se estaba muy en silencio y más tranquila. Sin embargo, por la tarde entre los ensayos del auditorio, los niños y niñas jugando a la pelota en ese mini jardín, dueños paseando junto a sus perros pues... se conjuga una mezcla no muy apropiada para estudiar. 
A pesar de lo que os explico, yo no lo veía como perjudicial para estudiar. Sentía que este contraste de contextos podía favorecer a mis descansos entre estudio y estudio. Lo veía como una forma de desconectar. Dentro no se escucha el ruido, y el ambiente es bastante agradable, a mi parecer, para estudiar y llamar a la concentración. Además, el equipamiento por dentro era demasiado completo: aire acondicionado, mesas individuales, dos plantas, mesas grupales... Las personas que íbamos a esa sala ya nos conocíamos. Siempre somos los mismos. Opositores, universitarios... personas que íbamos con frecuencia a allí. Y de forma puntual se dejaba caer algún adolescente de bachillerato o de la ESO. Salvo alguna vez muy muy puntual que fue un algún adolescente que tenía pendiente alguna asignatura en verano. Y, otra vez puntual que vi a una niña pintar junto a su madre para que ésta pudiera estudiar. Pero, ya os digo, todo de forma puntual, y con mucho silencio y respeto. 
A continuación, os  hablaré sobre la nueva sala y ya entenderéis porqué os digo estos detalles.

Ésta nueva sala se ubica junto a una Comisaria de policía (ambos edificios están pared con pared y comparten acceso de entrada), y a una piscina. Además, justo en la misma calle se encuentra uno de los dos colegios del pueblo. Este contexto es mucho más idóneo para ubicar una sala de estudio que en el que yo estaba anteriormente. En el interior de esta sala nueva encuentro que solo hay unas 7 mesas, con 6 sillas y unos techos muy altos. Nada de dos plantas, ni mesas tipo cajoneras individuales, ni acceso restringido con llave o tarjeta de identificación. Me adapté con facilidad ya que el silencio era máximo a cualquier hora. Tras el paso de los días conviviendo (si, digo convivir porque pasaba más tiempo allí que en mi casa) por ésta sala, he observado que el perfil de estudiante que asiste por la mañana no es el mismo que el de por la tarde. 
Por la mañana, el perfil es mayoritariamente opositor o universitario. Excepto algún caso puntual de alumnado que se ha saltado alguna clase. El pueblo es pequeño y el instituto está muy próximo al aula pero lo bastante alejado para que pueda ser un lugar de "escapatoria" para este alumnado.
Por la tarde, el perfil aumenta de edad. Durante todas las tardes o al menos más de dos veces a la semana, los niños y niñas de primaria asisten a esta sala de estudio para hacer sus deberes. Son niños y niñas que están acostumbrados a hacer sus deberes en grupo, a hablar medio susurrando y a salir constantemente de la sala. Estos niños no están acostumbrados, y tampoco creo que sea adecuado para que se adapten, ya a esos silencios tan extremos y rigurosos. Ellos necesitan otra sala dónde se pueda hablar y su silencio no sea tan estricto. Un lugar dónde puedan trabajar en equipo, y puedan hacer sus deberes fuera de sus casas y juntos con sus compañeros del colegio. En este otro pueblo no tiene una biblioteca con una sala accesible a sus necesidades, en comparación con la primera sala que os he nombrado que sí lo tiene. Es por eso que creo que el alumnado de primaria no acudía a ésta.

Considero que el lugar dónde se ubique un centro, dificulta o facilita, de forma transversal, el uso que se haga de éste. Los niños y niñas solo quieren estudiar y hacer sus deberes de la forma más apropiada para ellos pero, a veces, eso no se les permite hacer. La educación no solo se da en un centro educativo, sino también en otros tipos de centros que nos permiten buscar la concentración y el contacto con una misma. El aprendizaje no solo es el que enseña el profesorado en un centro educativo donde del horario escolar. También debemos de enseñar y contribuir a que el niño y la niña se familiaricen y adquieran los conocimientos que les han enseñado previamente. Ese proceso de enseñanza-aprendizaje sea lo más significativo posible y adaptado a su ritmo, personalidad, intereses... 

jueves, 19 de octubre de 2017

¿Nuevo ámbito de actuación?

Según algunos autores, incorporan a la lista de ámbitos de actuación de la Educación Social otro ámbito añadido junto a los ya conocidos. Esos tres ámbitos "tradicionales" por los que se rige son: Educación Especial, Animación Sociocultural y Educación para Personas Adultas. Y el otro ámbito nuevo sería el de la "Formación y Orientación Profesional", pudiendo decir que este podría ser un ámbito surgido por los cambios sociales y que responde a las emergencias sociales. Con respecto a éste, se ha creado cierta discrepancia. Algunos lo comparten y otros no. Se nos consideran como agentes sociales que podemos fomentar la búsqueda de empleo de las personas para aumentar sus posibilidades de inclusión social. 

Como Educadora Social, mi objetivo principal es conseguir la inclusión social de la persona. Bueno, yo y el resto de profesionales ya que es el pilar fundamental de toda intervención regido por nuestro código ético profesional. Trabajo con personas que se encuentran en una situación de no participación en su propio contexto. Cómo persona, se encuentran perdidos y sin a penas capacidad para poder seguir el mismo ritmo de evolución que lleva la sociedad. No todas las personas disponemos de las capacidades necesarias para poder seguir avanzando y respondiendo igual en la sociedad. Bueno, ni todas las habilidades ni recursos que necesitamos para seguir adaptándonos a los cambios constantes. Es aquí dónde podemos formar a la persona en competencias necesarias para su inclusión laboral. O, simplemente acompañarle en su camino de aprendizaje y en búsqueda de nuevas oportunidades profesionales. 

A pesar de cómo está la situación laboral actualmente, pienso que una de los recursos más importantes para la inclusión integral de la persona es su incorporación a un puesto de trabajo.  Un trabajo nos proporciona una independencia y poder cubrir nuestras necesidades básicas.
Es por eso que nosotras como Educadoras Sociales defendemos y proporcionamos los recursos para que esas necesidades básicas no cubiertas en la actualidad, lo estén.

Con la formación y la orientación laboral podemos contribuir en los siguientes aspectos:
  • Competencias sociales 
  • Relaciones interpersonales
  • Aumento del autoconcepto, autoestima y autoconfianza
  • Participación social
Puede sonar un poco contradictorio que un Educador Social sea un orientador laboral. Esto puede sonar así porque ya nuestro camino para incorporarnos al mundo laboral es demasiado turbulento, lleno de intrusismo y de injusticias. Yo observo que los recién titulados (como es mi caso) estamos viviendo una situación de precariedad laboral, de una situación difícil para poder acceder a nuestro primer empleo. Creo que esta visión y vivencia hace que aprendamos estrategias de búsqueda de empleo y que tengamos una visión más amplia y con mayor habilidad para aumentar las probabilidades de búsqueda de empleo. También le sucede lo mismo a una persona que ha trabajo durante años y años como Educador Social y, por ciertas circunstancias sociales y motivos, se queda sin trabajo. El volver a incorporarse al mundo laboral hace que vuelva a ponerse al día en las distintas formas de buscar empleo adaptándose a la era de las nuevas tecnologías. El haber experimentado una situación de desempleo o primer empleo, hace que te documentes más de los distintos recursos comunitarios que te rodean para poder acceder a ello. De esta forma, podemos decir que empatizamos más y le podemos dar incluso una visión más personalizada a su situación.
Aunque detallo que todo profesional de la Educación Social reúne la formación y habilidades para poder defender un puesto como: orientador laboral, de formación... 

Para finalizar con este Post, voy a lanzar un par de preguntas para debatir sobre este tema:
  • La formación y orientación profesional, ¿es un nuevo ámbito de actuación? ¿Qué opinas?
  • ¿A qué aspectos del desarrollo de la persona crees que puede contribuir más?
  • ¿Añadirías otro ámbito de actuación de nueva emergencia social?
Como reflexión, siendo crítica, considero que este Post es necesario para dar mayor visibilización a la Educación Social. He leído varias ofertas de empleo en las que las funciones eran propias de la Educadora Social y ni si quiera nos mencionaban. El decir lo que podemos hacer, asumiendo toda responsabilidad, nos abre puertas para poder acceder. 

lunes, 2 de octubre de 2017

Los retos de la Educación Social en tiempos de Globalización

Para esta edición del Carnaval de Blogs, organizado por el Col·legi d'Educadores i Educadors Socials de Catalunya con motivo del Día Internacional de la Educación Social, comparto este espacio con el Educador Social Juan Berenguer Martínez del blog "trabajar con jóvenes". Él hará lo mismo conmigo, y podréis encontrar mi post sobre el asunto en su blog. Esperamos que ambos os gusten y puedan servir para abrir debates y recoger vuestras opiniones.

Una pregunta, Juan ¿Es posible pensar globalmente y actuar localmente?

"Hola María. Debería ser así pero en el camino encontramos demasiados filtros que hacen que cuando se aplica esa idea no se parece en nada a la original. No creo que deba existir una única dirección porque, a veces, esos pensamientos teóricos se basan en una realidad de funcionamiento de las instituciones que no existe.
He leído hasta la saciedad, en el campo de actuación en el que trabajo, textos de todo tipo que cuando los lees dices ¡qué bonito! pero con una escasa aplicación práctica en el día a día que vivimos. He de confesar que estoy algo cansado  de estas publicaciones que nos sirven de más bien poco. Quiero investigaciones, estudios, teorías que puedan aplicarse en la realidad y que tengan en cuenta esta circunstancia cuando se escriben. No quiero tener los estantes llenos de papel mojado o para recitarlos y darme el pegote.
Cuando estoy trabajando en un pueblo sin ningún recurso, sin profesionales y con los y las jóvenes perdidos en su mundo de abandono, todas estas teorías me valen lo mismo que un mueble viejo, o menos.
Lo global está bien, sí,  pero ha de nutrirse constantemente de la realidad local. Prefiero un feedback continuo entre ambos, que se vayan nutriendo entre sí y de forma continua. Si una localidad tiene una situación y la respuesta de lo global es tan disparatada como irreal en su aplicación práctica, no me sirve.
Creo que de teorías vamos bien servidos/as en educación social. Ahora es necesario bajarlas a la tierra y ver como articulamos un mejor servicio a los y las ciudadanos/as.
Desde que tengo uso de razón y en el ámbito donde me muevo (juventud) siempre hemos dicho que está bien crear prácticas a nivel local que funcionen para que vayan trascendiendo a ámbitos superiores. Para mí, las experiencias piloto han sido una razón de ser con el objetivo de demostrar que funcionan y así puedan implementarse en otros niveles.
También la realidad me ha demostrado que cuando un ámbito superior tira del carro es cuando se producen cambios en lo local. Cuando en su momento el INJUVE (Instituto de la Juventud de España) ha marcado políticas de actuación, tanto Comunidades Autónomas como Ayuntamientos han  seguido la misma línea, en ocasiones con buenos programas y actuaciones y en otras, por puro seguidismo ya que era en ese nicho donde estaban las subvenciones. Así, no.
Una de las buenas enseñanzas que nos ha dado la globalización es el trabajo en red, aprovechando las herramientas colaborativas que tenemos a nuestra disposición y gratuitas, pero ¿De verdad trabajamos en red? ¿Es un sistema que vemos como una carga de trabajo más? ¿Está incorporado al día a día de Servicios Municipales o Regionales o es algo que hacen de forma particular educadores/as sociales? En definitiva ¿Es estructural o por el interés de los y las profesionales? Particularmente tengo la fortuna de trabajar en red con un grupo de educadores/as sociales y es gratificante, aunque sólo sea una práctica interna como organización.
También las redes sociales que relativamente llevan poco tiempo entre nosotros/as,  suponen un avance de primer orden. Hasta ahora compartimos con nuestros/as usuarios/as una serie de territorios en donde pasaban la mayoría de su tiempo. Ahora se añade uno nuevo, el virtual del que no estamos aprovechando todo el potencial que tiene. Las personas jóvenes ven las redes sociales como algo relacionado con el tiempo de ocio o el entretenimiento y nosotros/as no hemos conseguido dar con la tecla para que se convierta, además, en un lugar de encuentro en donde podamos realizar una labor socioeducativa e interactuar.
Un ejemplo claro lo tenemos en las diferentes cuentas que tienen administraciones y ONG´S en estos espacios y que en su mayoría están destinadas a una letanía de informaciones diversas y al autobombo de lo que hacemos, pero en muy pocos lugares, sobre todo a nivel local, se utilizan para interactuar con los y las destinatarios/as de sus acciones. Habrá que seguir investigando porque no podemos obviar su importancia, no para el futuro si no para ya mismo. Es urgente que nos pongamos manos a la obra en este sentido.
No hemos comprendido del todo las oportunidades que nos ofrece. Yo también tardé en aceptarlo hasta que un día en Valencia, en un encuentro de animación sociocultural (cuánto debería aprender la educación social de ella), el educador social  Miquel Rubio me decía que internet no era un instrumento, ni tecnología, era una época y que debíamos de aceptarlo cuanto antes.
Retomando la pregunta inicial y dejando la acritud de un lado, es necesario que la dirección que tomemos sea la de remover los obstáculos que nos impiden trabajar desde lo global a lo local y viceversa,  pero con los pies en el suelo y no recurriendo a quimeras que sabemos que, al día de hoy,  son imposibles (acabar con el mercado y bla bla bla).
Para que lo local y lo global se conecten e interactúen es necesario hacer algunos cambios. Cambios en la Universidad, cambios en la Administración Pública, cambios en las ONG´S y también, cambios en nosotros y nosotras. Esto no pasa por arte de bilbiricoque. Hay que trabajarlo.
Como ejemplo os expongo una oportunidad junto a un mal presagio:
Una reivindicación global y necesaria como la presencia de educadores/as sociales en secundaria  que sirva para atender las necesidades socioeducativas de los y las adolescentes y acompañarlos/as en sus procesos de socialización sería de una importancia vital y los cambios que produciría, con una buena organización, serían palpables en pocos años en la sociedad, pero me temo que quedará en  ayudar a hacer los deberes, en horas no lectivas,  porque así lo reclaman sus papás y mamás y ya se sabe que no hay que contradecirles porque son expertos/as  en necesidades socioeducativas. Y además, votan. Y toda esa voluntad global se perderá. Sí, habrá muchos/as educadores/as sociales trabajando, pero ¿para qué? Para lo de siempre.
En todos estos años de trabajo con jóvenes, sobre todo adolescentes, sí tengo una cosa clara: hay magníficos/as profesionales en la educación social, comprometidos/as con las personas y con voluntad de cambio. Con ganas de probar nuevas metodologías y luchadores/as natos/as.
Es la mejor base para comenzar un nuevo rumbo, en donde de forma tranquila y serena vayamos de lo local a lo global y al contrario constantemente, que trasciendan y visualicen aquellas experiencias que funcionan y que nuestros/as teóricas y teóricos salgan del despacho y nos den pistas que nos sirvan hoy, no dentro de 50 años. Para tener el conocimiento en una biblioteca con olor a naftalina  que sirva para engordar curriculum absurdos o para recitar sus frases  en conversaciones huecas, nos sirven lo mismo que nada.
También, hacer la suficiente fuerza para que los representantes públicos estén por la labor y demostrarles que de una disciplina como la nuestra es posible extraer tanto rentabilidad política como social. Utilizar con ellos/as y con la sociedad en general un lenguaje que entiendan. Creemos que todo el mundo debe saber lo que hacemos y en realidad no lo sabe ni el tato.
Y sí, estoy cabreado y hasta las narices de tanto buenismo y mundos de yupi, sin que lleguemos a concretar nada, sólo buenas intenciones y de esas, ya tenemos bastantes raciones.
Feliz día de la educación social."

Juan F. Berenguer Martínez
@trabaconjovenes