viernes, 30 de noviembre de 2018

La importancia del vínculo para educar

Para mí, la palabra "Educación" es una palabra con mucho significado y que implica un todo en el desarrollo de la persona. Mediante esta la persona puede entender, comprender y descubrir todo aquello que le rodea. Educar (entre otras facetas trasversales de lo que conlleva la "Educación"), se consigue a través de la relación de una persona a otra. Entre todas las personas con las que nos relacionamos diariamente nos vamos educando. Educar es aprendizaje continuo de habilidades, cualidades, conocimientos... que necesitamos saber para llevarlos a la práctica, y así, poder saber funcionar en la sociedad en la que hemos nacido. No solo en nuestro contexto más cercano, sino ya cuándo hayamos reunido esas habilidades y cualidades podamos seguir descubriendo este mundo en el que vivimos y seguir adaptándonos a este. 
Nos estamos educando constantemente mediante las relaciones interpersonales. Desde una perspectiva crítica y de aprendizaje continuo considero, que aprender lecciones nuevas que nos proporciona la vida también es educarnos. Porque es un proceso continuo de aprendizaje y de adaptación a las nuevas etapas de la vida. Me gustaría que os quedarais con esta última idea: "educar es adaptarse a las nuevas etapas de la vida". A continuación entenderéis por qué. 

La inspiración para escribir esta publicación, me vino cuándo leí este artículo titulado "Y ¿qué hacemos con tantos niños solos?" Es un artículo que recomiendo leer puesto que nos hace reflexionar sobre las diferentes historias de vida y etapas por las que puede pasar una persona aún siendo bastante joven. 
Conocemos a personas cuyas historias de vida han sido bastante duras, llenas de obstáculos para superar y que cuentan con nosotrxs para ayudarles y apoyarles a volver a vincularse con la sociedad.  Para centrarnos en un caso en concreto, me gustaría pensar en los casos de menores en los que están en proceso de desarrollo. Estos aún no reúnen ni las experiencias ni habilidades necesarias para comprender ni la mitad de los hechos que suceden a su alrededor. En concreto son situaciones por las que pasan los Menos Extranjeros No Acompañados (MENAS) o los menores que conviven en centros de acogida. 
Defreds
Como bien resalta el artículo, considero que los educadores más cercanos a ellos debemos de crear un vínculo de conexión, confianza, seguridad y armonía necesario para que el menor pueda sentirse acompañado. Son procesos difíciles en los que los educadores debemos de educar (valga la redundancia) en que el menor siga desarrollándose de la forma más integral posible. Esto se consigue con el vínculo. Una vez que un menor y un profesional (ya sea educador, psicólogo...) ya se están conociendo, ambos entran a formar parte del otro. De una forma u otra, ambos aprenderán juntos y se enseñaran cosas juntos. Yo creo que lo importante de esto es trasmitirle al menor que aunque somos profesionales que le ayudamos para que su situación mejore, no tenemos la verdad absoluta y que seguiremos aprendiendo, al igual que lo hacen ellos. Eso se llama practicar con la empatía. 
Yo creo que todo se trata de crear vínculos. Los vínculos son como nudos que se hacen de unas cuerdas a otras para ser más fuertes, resistentes y con mayor capacidad de soportar adversidades. Esto es en lo que consiste educar. Conseguir esos vínculos del menor con la sociedad y con aquellas situaciones personales que necesitan apoyo profesional para superarlas.


Si sentimos que estamos conectados, el mensaje o lo que quiera transmitir se hará de forma diferente. Somos personas y entre nosotras buscamos contacto y sentirnos escuchados, apreciados y apoyados por los demás. Y quiero matizar que ese vínculo al que me refiero es un vinculo sano que no genera dependencia sino que nos ayuda a conocer al otro mediante la conexión con este. Y bueno de nosotros depende buscar ese vínculo con la persona. Este al principio costará, y se presentarán obstáculos que impidan esta conexión. Pero en el fondo, cuándo se cree esa confianza entre ambos, el vínculo se generará y podremos disfrutar de esa conexión mágica que nos permite vivir nuestra profesión. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario